Para los nacidos en las 80, elaborar cola en las parques de lograr columpiarse era un ritual ordinario

Para los nacidos en las 80, elaborar cola en las parques de lograr columpiarse era un ritual ordinario

Javier Moscoso publica el ensayo ‘Historia del columpio’

continuamente acompanado sobre la inevitable frustracion provocada por la espera y, especialmente, por tener que abandonar el costoso columpio de permitir que otro nene disfrutara de el novio. De quienes nacieron primero, no obstante, el columpio era magnifico, no formaba pieza del escenario de su infancia y lo cual se debe a que, igual que cuenta Javier Moscoso en su apasionante ensayo biografia de el columpio (ed. Taurus), el columpio igual que esparcimiento pueril llego a Espana despues de la enfrentamiento, No obstante solamente se popularizo despues de la muerte del dictador, convirtiendose, como lo seri­a aun actualmente, en uno de los entretenimientos preferidos sobre las mas pequenos desplazandolo hacia el pelo, en varios casos, en una de las mayores torturas de sus progenitores, obligados a empujarlos.

El columpio como entretenimiento infantil llego a Espana detras de la hostilidades, sin embargo unicamente se popularizo tras la homicidio del dictador

La aparicion tardia de el columpio a nuestros parques es todavia mas paradojica En Caso De Que se posee en https://datingmentor.org/es/afroromance-review/ cuenta sobre la biografia milenaria sobre este objeto, cuyos primeros testimonios las encontramos en el Egipto antiguo, en donde se contaba que la diosa Isis se columpiaba en el falo de su marido y no ha transpirado, a la ocasion, amigo Osiris, muerto y, posteriormente, troceado por su ademas companero Seth. Se cuenta que Isis reconstruyo el torso sobre Osiris y utilizo su miembro igual que mecedora o, al menos, asi lo recoge El texto de los muertos. El mito sobre Isis traspaso fronteras y no ha transpirado, con el novio, ademas la idea sobre «columpiarse » «La diosa de los mil nombres alcanzo las partes del Alto y no ha transpirado el pequeno Nilo. Desde alli cruzo el Mediterraneo, atraveso el Mar colorado asi­ como el Golfo Persico Incluso el primitivo reino de Kalingara, en el mar de la India », cuenta Moscoso, recordando que fue precisamente en Indostan en donde nos reencontramos con Isis. Alli, el rey Narasingha Decas I la hizo retratar «encima de una tabla sostenida por dos cuerdas». Sin embargo, realmente, no fue la primera en columpiarse. Si lo fue, en intercambio, Erigone, que, ante la perspectiva de su progenitor, Icario, muerto, decidio tender una soga en las ramas de un arbol Con El Fin De ahorcarse.

El columpio o la pulsion sobre asesinato

Entretanto la inscripcion de Isis dota al columpio de una esencia erotica o, por lo menor, lo vincula al placer fisico, la muerte de Erigone nos retrotrae a otros sobre su origenes el del columpio como instrumento para la muerte y, consecuentemente, tambien para la tortura. Asi­ como, sobre hecho, Erigone no fue la sola en meditar en el balanceo como forma para ahorcarse; alla estan Ademi?s Fedra, igual asi­ como igual que nos relata Euripides, Yocasta, la origen desplazandolo hacia el pelo esposa sobre Edipo, desplazandolo hacia el pelo Antigona, la hija de ambos. «En estos y no ha transpirado otros casos, la soga era la manera de homicidio que, siendo deshonrosa Con El Fin De los varones, la practicaban con repeticion las mujeres», cuenta Moscoso, que, asimismo, recuerda de que modo el balanceo si fue la forma de suicidio, pero igualmente una forma de evitarlo. En efecto, la culminacion de el columpio igual que instrumento responde, todo el tiempo Conforme el relato mitico, a la voluntad sobre bloquear los suicidios dentro de las jovenes. Cuenta el periodista hispanolatino del siglo I Julio Higinio que, frente a la onda sobre suicidios, las atenienses «instituyeron la acto sobre columpiarse con sillas a las que anadian algunas tablas sobre madera, sobre manera que pudieran balancearse con el aire ». Sobre esta modo, el columpio impedia la asesinato, sin embargo seguia vinculado a la homicidio o, debido a menos, a su peligro. En proposito, aiora, termino griego sobre «columpio», realiza referencia al nudo de la horca, aludiendo, de esta modo, Asimismo al funciin sobre refran instrumento igual que manera sobre tortura.

La prototipo del columpio igual que instrumento responde, segun el relato mitico, a la voluntad de bloquear los suicidios dentro de las jovenes

El caracter preventivo del columpio lo volvemos an encontrar en Roma. Alli, la mision apotropaica no la goza de el actualmente entretenimiento inmaduro por excelencia, sino chicos objetos que se caracterizar por su oscilacion. Hablamos de los oscillas, unos objetos con relieves que se colgaban sobre los pestillos de las casas o en las arboles como consecuencia de la grupo de un encanto. Como apunta Moscoso, los oscilla parecen usar Con El Fin De «evitar el mal de ojo o Con El Fin De alejar a los espiritus de las viviendas». Al respecto, define la Real Academia el acto sobre oscilar como «efectuar movimientos sobre vaiven a la manera de un pendulo o sobre un torso colgado sobre un resorte o ajetreado por el». Resulta importante destacar la figura de el «pendulo», porque si una cosa define el columpio -su movimiento, sin embargo, sobre todo, su biografia- podri­a ser el pendular constante de sus resignficaciones esta estrechamente ligado al estudio del individuo asi­ como, en particular, a su forma de percibir el entorno y, por tanto, a su modo sobre orientarse, aunque igualmente de desorientarse.

El columpio (despues de Fragonard) por Yinka Shonibare. | Apariencia via Tate Gallery.

El doctor Joseph Frank, a partir sobre las estudios realizados a finales del XVIII en su Viena nativo, consideraba que el mareo «era una comprension erronea, pasajera, por la que los objetos, si bien esten quietos, parecen cambiar sobre punto y moverse». Asociado al vahido, aparece el mareo, especialmente asociado a la navegacion desplazandolo hacia el pelo, mas en general, a cualquier circulacion que impida la estabilidad. Nunca seri­a de desterrar, por tanto, que Erasmus Darwin, a finales del XVIII, aconsejara, de advertir las mareos en superior mar columpiarse con asiduidad durante la o 2 semanas antes de embarcarse. La ocasion mas, el columpio sirve Con El Fin De la cosa y no ha transpirado de su contrario provoca el mareo, aunque Ademi?s lo impide.

El columpio tenia que ver con el cortejo, sin embargo, sobre todo, con el goce; sobre alli que En muchas ocasiones se lo considerara un objetivo personal sobre lujuriosos

Leave a Reply